Nación y Ciudad toman medidas destinadas a la gastronomía y la hotelería

Actualidad

El sector gastronómico de la ciudad de Buenos Aires sumó algunas iniciativas de apoyo que intentan compensar al menos en parte la profunda crisis que vive la actividad. Así y todo, las entidades empresariales advierten que, de continuar las restricciones por mucho más tiempo, son varios los locales que corren el riesgo de cerrar sus puertas para siempre.

Por un lado, la Legislatura porteña aprobó un proyecto que exime a los establecimientos del pago de Ingresos Brutos durante los meses de mayo, junio y julio de 2021. La medida había sido impulsada desde distintos sectores de la dirigencia empresaria, entre ellos, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC).

En cuanto al Estado nacional, un nuevo Decreto -323/2021– amplía los beneficios para los establecimientos hoteleros y gastronómicos que hayan accedido al programa REPRO II. Desde mayo, estarán dispensados del pago de las contribuciones patronales destinadas al sistema previsional, hasta el 31 de diciembre de 2021.

Estas iniciativas representan una ayuda para un sector que, tras más de un año de pandemia y restricciones, todavía vive en la incertidumbre. Varios locales tienen deudas que no pueden cubrir por falta de ingresos. Sus dueños reclaman facilidades crediticias y planes de pago para los servicios.