La economía argentina cayó casi un 10% en 2020

Actualidad

El PBI argentino cayó un 9.9% en 2020 a raíz de la pandemia de COVID-19, según reveló el Indec. Fue el segundo derrumbe más pronunciado en la región, después de Perú.

Restaurantes y hoteles se encuentran entre los rubros más afectados, con un desplome del -49.2%. La cifra se condice con las advertencias que venían realizando distintos representantes del sector.

Los únicos dos rubros que mostraron crecimiento fueron los correspondientes a Electricidad, gas y agua (0.9%) e Intermediación financiera (2.1%) presumiblemente gracias al aumento de consumo de servicios en la casa y a la entrada en el sistema bancario de población que antes no estaba en él, como muchos beneficiarios del plan IFE.

Otros indicadores preocupantes fueron el descenso de la inversión (-13%) y del consumo privado (13.1%). En tanto, las exportaciones cayeron un -17.7% y las importaciones, un18.1%.

En medio de este contexto esperable, como dato positivo figura la recuperación económica experimentada en los últimos meses del año, con un avance de un 13.1% del tercer trimestre con respecto al período anterior, y de un 4.5% en el caso del último trimestre.

Las perspectivas oficiales contemplan una recuperación total del 7% para 2021. Sin embargo, desde el sector privado advierten que la estabilidad macroeconómica será clave para lograr este objetivo. Mientras tanto, gastronómicos y hoteleros siguen intentando remontar la crisis, que en el caso del último rubro todavía no presenta indicios de mejoras en un futuro cercano.