Hoteles porteños, al borde del abismo

Cámaras

Directivos de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) de Buenos Aires advirtieron una vez más sobre la condición crítica de su sector, en especial de la hotelería. Además, renovaron sus pedidos para que los gobiernos nacional y porteño extiendan sus ayudas.

Si bien en la segunda mitad de 2020 se implementó una incipiente apertura, lo cierto es que el escenario aún está muy lejos de la recuperación. “Esta es una crisis que jamás se vivió en los 116 años de historia que tiene nuestra institución. Es muy complicado para la hotelería porque no es solo un tema coyuntural de estos diez meses cerrados, sino que la proyección nos lleva a tener perdido todo el 2021 debido a que cuando alguien decide un viaje generalmente no lo hace de un día para el otro sino que se proyecta en el tiempo. No sólo se cayeron todas las reservas que había desde marzo sino que en la Ciudad de Buenos Aires no hay nuevas reservas para todo este año”, analizó Ariel Amoroso, presidente de la AHRCC.

Al respecto, también se expresó Gabriela Akrabian, titular de la Cámara de Hoteles: “Estamos pidiendo también que se aplique la ley de sostenimiento turístico y que se extienda para la hotelería el ATP porque si no vamos a tener que cerrar todos”, sostuvo.

La gastronomía también enfrenta dificultades: si bien hubo un repunte en ciertos barrios residenciales, la zona céntrica –Puerto Madero, Retiro, el microcentro y San Telmo- padece la falta de turismo y la ausencia de los oficinistas de la zona. Sumado a esto, los meses de enero, febrero y marzo suelen ser de temporada baja para los locales de la ciudad.

Los dirigentes empresarios confirmaron que mantienen reuniones con las autoridades nacionales y locales: “Estamos trabajando muy fuerte con el Gobierno Nacional para que continúe el apoyo para el sector con un Repro más flexible y extendido que sea de más fácil acceso. Con respecto al Gobierno de la Ciudad, esperamos como mínimo extender por seis meses  la exención de Ingresos Brutos  para la gastronomía y la exención de pago de ABL para los hoteleros”, explicó Amoroso.