Se aprobó en Diputados la ley de ayuda al Turismo

Turismo

La Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) de Buenos Aires celebró la sanción de la ley para el sostenimiento y la reactivación productiva del turismo por parte de la Cámara de Diputados de la Nación. “Es un paso fundamental y un apoyo para el enorme esfuerzo que nos toca hacer”, destacó Ariel Amoroso, titular de la entidad.

La medida, que ya había recibido media sanción por parte del Senado, fue aprobada con 127 votos a favor y 2 abstenciones. Tiene vigencia por 180 días, con opción a ser prorrogada por el Poder Ejecutivo, y propone beneficios fiscales y líneas crediticias para una de las actividades más afectadas por la pandemia del COVID-19.

Contempla a las distintas actividades relacionadas con el turismo: alojamiento; agencias de viaje; modos de transporte; centros turísticos; guías; como también bares, restaurantes y cafés. Es apoyada por distintas asociaciones del sector. Además de la AHRCC, habían pedido por su sanción la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (FEHGRA), ente otras.

Algunas medidas incluidas en la nueva ley son:

-Se extiende el programa ATP (Asistencia al Trabajo y a la Producción) desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre para los rubros comprendidos que estén paralizados o tengan una facturación inferior al 30%.

-Se otorga la reducción del 95% del pago de contribuciones patronales y el salario complementario abonado por el estado nacional equivalente al 50% del salario neto para los trabajadores en relación de dependencia en el sector privado.

-Se prorroga por 180 días el vencimiento del pago de los impuestos existentes o a crearse, cuyos vencimientos operen hasta el 31 de diciembre.

-Se implementará una reducción del “impuesto al cheque” hasta el 31 de diciembre.

-Se instruye al Banco Central a disponer líneas de crédito para el sector privado incluido en la norma y para municipios y comunas que tengan al turismo como actividad principal.

-Se faculta al jefe de gabinete a establecer condiciones especiales para garantizar la continuidad de las fuentes de trabajo y de los emprendimientos turísticos. También para fijar una asistencia económica no reembolsable por un monto de hasta dos salarios mínimos.