Funcionarios porteños diseñan la próxima etapa del aislamiento

Actualidad

Con una curva de casos considerada como “estable”, los funcionarios porteños preparan la próxima etapa de la cuarentena para la ciudad de Buenos Aires. En principio, se habilitarán los deportes individuales y habrá un plan de demarcaciones de plazas y parques.

La idea central es permitir de a poco las actividades productivas y comerciales, por caso, las industrias no esenciales como las grabaciones publicitarias. En el plan original, se pensaba habilitar el consumo de bebidas y alimentos al aire libre, en las veredas de los restaurantes, pero sin mozos, en la modalidad del “take away” ampliado.

Sin embargo, trascendió que el ejecutivo porteño decidió dejar esta apertura para la próxima etapa, luego de una reunión que Horacio Rodríguez Larreta mantuvo con Alberto Fernández en Olivos. Restaurantes y bares deberán esperar, en un contexto en el que sus ingresos se derrumbaron y en el que, según la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), que casi mil establecimientos ya cerraron sus puertas para siempre.

En cuanto al espacio público, se dispondrá el corte de calles para paseos de niños y para garantizar el distanciamiento social en centros comerciales al aire libre y actividades deportivas recreativas. Recién en una tercera etapa se permitirán reuniones sociales al aire libre.