Dirigentes gastronómicos se unieron para pedir una Ley de Emergencia

Actualidad

Representantes de cuatro entidades que representan a los empresarios gastronómicos expusieron la difícil situación del sector y reclamaron una Ley de Emergencia, en una zoom conjunto con Damián Kantor, del suplemento económico del diario Clarín. Se trata de Antonio Vázquez, presidente de AAPYCE (Pizzerías y Casas de Empanadas); Ariel Amoroso, de la AHRCC (Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés); Gabriel Fama, de AFADHYA (Fabricantes Artesanales de Helados y Afines); y Marcelo Rojas Panelo, de la cámara de comidas rápidas.

Los empresarios explicaron que la crisis por la pandemia del COVID 19 implicó una caída de un 80% en sus ventas y que la recuperación tomará al menos un año. “Pedimos que se declare la Ley de Emergencia gastronómica para evitar una ola de quiebras y despidos”, insistieron.

“En nuestro caso, las ventas cayeron más del 85%, y en la parte hotelera, el 100%”, explicó Amoroso. El titular de la AHRCC viene advirtiendo que 1.200 bares y restaurantes de Buenos Aires ya bajaron sus persianas para siempre y que los negocios que quedaron van a necesitar apoyo extra por los costos que implica la reapertura y el trabajo limitado por los protocolos sanitarios.  “Reabrir va a costar 500.000 mil pesos en promedio”, afirmó. Por su parte, Rojas Panelo señaló que para un fast food el número se eleva a por lo menos 800.000 pesos.

Además de la continuidad de los planes ATP hasta diciembre –que el gobierno ya anunció que daría- las cámaras piden la reducción de los aportes patronales, suspensión de ABL e Ingresos Brutos por un año y reducción del IVA a la mitad, entre otros.