Hoteleros y gastronómicos piden créditos a tasa cero para pagar sueldos

Cámaras

Empresarios hoteleros y gastronómicos de distintos rubros unen sus voces para pedir créditos a tasa cero, con el objetivo de poder cumplir con el pago de salarios. Entidades como la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés de la ciudad de Buenos Aires (AHRCC), la Asociación de Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (AFADHyA) y la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) se expresaron al respecto en una nota concedida al diario Clarín.

“De un día para otro nuestras ventas cayeron a cero. Ya no podemos pagar los impuestos pero lo más grave es que sin ningún tipo de ingreso no tenemos forma de afrontar los sueldos”, explicó Ariel Amoroso, titular de la AHRCC. La entidad lidera uno de los reclamos más insistentes: que los bancos privados dispongan créditos a tasa cero exclusivamente para pagar a los empleados.

“Se nos está pidiendo lógicamente que todos hagamos un esfuerzo y esta vez amerita que los bancos también lo hagan. Necesitamos créditos en los que no haya trabas burocráticas, que no aplique el riesgo crediticio porque si no, para cuando se apruebe, el hotel o restaurante ya va a haber quebrado”, destacó Amoroso.

Otro rubro muy afectado fue el de las heladerías. “Como el helado no es considerado un alimento esencial se interpretó que había que cerrar, aunque la normativa no es muy clara”, indicó Gabriel Fama, presidente de AFADHYA. Algunas intentan continuar con la modalidad delivery, pero esto no alcanza a compensar la caída de ventas.

En la misma situación se encuentran las pizzerías. Por medio de un comunicado, Antonio Vázquez, presidente de APPYCE, afirmó: “La prioridad número uno es sostener nuestras empresas en marcha. No concebimos un escenario de despidos y cierre de fuentes de trabajo. Por ello estamos acercando a los responsables medidas urgentes al respecto”.

Lo cierto es que los rubros hotelero y gastronómico se componen en su gran mayoría por pymes y micropymes, con un uso intensivo del capital de trabajo y sin espaldas suficientes como para afrontar un largo tiempo de freno de la actividad económica.