“Nos reunimos con funcionarios de Turismo y de Salud”

Opinión

Por Ariel Amoroso

Ante las circunstancias planteadas por la pandemia del coronavirus COVID-19, tenemos dos responsabilidades concretas como institución: por un lado, informar a nuestros asociados acerca de las disposiciones y los pedidos que las autoridades nacionales tengan respecto nuestro sector. Por otro, hacer saber a los funcionarios cuál es el impacto que esta situación tiene en nuestras actividades económicas, y plantear posibles soluciones a los problemas que, producto de esta crisis, enfrentan los empresarios que forman parte de la AHRCC.

En ese contexto, mantuvimos numerosas reuniones con diversas autoridades, entre ellas, el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, y la viceministra de Salud de la Nación, Carla Vizzoti. En esos encuentros, los ministerios nos pusieron al tanto de todo lo que se estaba haciendo y nosotros informamos cuál era la situación de nuestras empresas.

Por requerimiento de la AHRCC, el ministerio de Salud nos envió el listado de normas que deberá seguir toda empresa gastronómica y hotelera, a fin de evitar o disminuir el contagio de coronavirus. De tal modo, enviamos a nuestros asociados varios instructivos recordando los cuidados y conductas que hay que mantener para higienizar nuestros establecimientos, en un momento tan delicado para la salud general de la población.

Al mismo tiempo, a través de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), elevamos un petitorio al ministro Lammens, en el que destacamos el impacto negativo que la crisis sanitaria tendrá para el sector, en especial debido a la caída de las ventas y, por ende, la disminución de la posibilidad de honrar las obligaciones que van a tener nuestros asociados. En ese sentido, planteamos una serie de pedidos que incluyen Programas de Recuperación Productiva (RePro); prolongaciones en los plazos de pagos impositivos y líneas blandas de crédito, para ayudar a sostener a nuestras empresas.

También por nuestro pedido, la Agencia Gubernamental de Control emitió una disposición que prolonga por 90 días el curso de manipulación de alimentos. De tal modo se evita la circulación de personas que esta actividad causaría.

A lo largo de estas semanas, nos mantendremos en constante comunicación con las autoridades, tanto nacionales como del gobierno de la ciudad. Nuestra idea es seguir informando con responsabilidad empresaria y ciudadana sobre todas las disposiciones oficiales. La situación se modifica día a día y nuestros asociados pueden estar seguros de que, como asociación, los representaremos cabalmente y elevaremos sus pedidos y necesidades ante los diversos estamentos del gobierno nacional.