Salir a comer y una noche de hotel, entre las preferencia para el Día de los Enamorados

Actualidad

El Día de los Enamorados presenta este año una excelente opción para el combo ideal del romanticismo: cena y noche de hotel. Por un lado porque cae viernes, el día de la semana en que más crecen las reservas en locales gastronómicos y por el otro porque no hay mejor día para pasar una romántica noche de hotel.

De acuerdo a un relevamiento de la consultora Onesearch Interactive, tanto una cena como pasar la noche en un hotel figuran entre las primeras preferencias de las parejas a la hora de elegir una salida en la ciudad de Buenos Aires para festejar San Valentín.

La opción de “salir a comer” encabeza las opciones con un 36%. Entre los consultados, muchos destacan el amplio abanico de oferta gastronómica que tiene Buenos Aires y también la amplitud de precios.

En segundo lugar, con un 32%, se ubica “salir a tomar algo”. Y al igual que con la gastronomía, quienes se inclinan por esta opción la eligen por la enorme variedad bares y confiterías que hay en Buenos Aires.

 

La “noche de hotel” completa el podio de preferencias con un 21% (el 11% restantes contestó “ninguna de las tres). En este caso, muchos afirman que la eligen por una buena experiencia previa y para aprovechar ofertas especiales por el Día de los Enamorados.

El tema precios no es menor a la hora de elegir un regalo, una salida o una experiencia. De acuerdo al informe de Focus Market, regalar flores puede costar hasta $ 500 (una docena de rosas), en la categoría bombones y peluches, los precios arrancan en $ 980 (caja de bombones de 18 unidades y oso peluche) y $ 1.650 (caja de bombones 25 unidades, globo corazón de Helio, un champagne con copa), pasando por $ 750 la caja de bombones de 18 unidades.

En cuanto a las experiencias, el presupuesta asciende a $ 600 para una travesía en Kayak para dos; a $ 1.500 por un paseo en velero por el Río de la Plata; y $ 1.690 por una cena erótica para dos con comida afrodisíaca y show.

Por su parte, una cena en un restaurante con vino incluido puede costar desde $ 600, una noche en un hotel, con picada, champagne, spa y bombones de bienvenida ($ 2.800); y un día de estancia con desayuno y almuerzo romántico más show ($ 720).