Cae el turismo emisor y llegan más extranjeros a la Argentina

Actualidad

En un panorama complejo, los vaivenes del último año comienzan a mostrar su impacto en cuanto a flujos turísticos. Por un lado, la devaluación del peso convirtió a la Argentina en un destino barato para los turistas extranjeros. Por otro, el tipo de cambio hizo desistir a muchos argentinos de viajar al exterior, en especial a los países limítrofes.

Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), en noviembre de 2019 la salida de turistas fuera del país fue la más baja de los últimos cuatro años. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en ese mes las salidas de turistas argentinos al exterior por vía aérea registraron una caída interanual del 3,1%.

Para los meses siguientes, se añade el impacto del impuesto PAIS (30%), implementado por el nuevo gobierno nacional para ahorro en dólares y gastos en el exterior.

Mientras tanto, un reciente artículo del matutino La Nación consigna un aumento de las compras de extranjeros en grandes centros comerciales porteños como Alto Palermo o Patio Bullrich, y una mayor afluencia en lugares típicamente turísticos como el Mercado de San Telmo.

Pero todavía falta para que pueda hablarse de un “boom” turístico. La misma nota detalla que otros negocios que habitualmente se beneficiaban de la llegada de extranjeros aún no experimentaron un aumento en sus ventas. Es el caso de los locales de venta de cuero de la calle Florida.